Actualidad

Futrono despidió a su primer Hijo Ilustre, el gran profesor Ramón Quichiyao Figueroa

[FOTOGRAFÍAS] Autoridades regionales, provinciales y locales, junto a numerosos colegas y exalumnos, se unieron para el adiós de este humanista que prestigió a la región

En una emotiva jornada fue despedido este lunes 20 de marzo el primer Hijo Ilustre de Futrono, el gran profesor, escritor, deportista, gestor cultural y vecino Ramón Quichiyao Figueroa.

El docente fue homenajeado por su familia, autoridades regionales y locales, comunidad educativa, exalumnos y vecinos que repletaron la parroquia San Conrado de Futrono para acompañarlo y luego escoltar su ataúd hasta el nuevo cementerio municipal.

En el responso sus colegas normalistas (extinta escuela de formación de docentes de Valdivia) cantaron el himno de la institución y la liturgia resaltó las virtudes del poeta que con sus acciones marcó la cultura de Futrono y la vida de tantos de sus alumnos.

Su hijo Ramón leyó una emotiva reseña, donde se refirió al gran amor que entregó a su esposa Rebeca, y a sus hermanos Carolina, Jeannette y Mario, como también a sus nietos. Un estandarte recordó sus inicios en las aulas en la Escuela de Nontuelá.



FRENTE A LA ESCUELA

Posteriormente el cortejo, guiado por sus nietos Felipe y Matías, quienes cargaron la cruz con el nombre de su abuelo, recorrió parte del centro de la ciudad para pasar por el frontis del Colegio José Manuel Balmaceda, establecimiento donde ejerció durante muchos años y donde marcó la vida de quienes tuvieron la fortuna de ser sus alumnos y todo aquel que le conoció.

Uno de los momentos más emotivos fue precisamente este paso por el colegio, ocasión en la que decenas de niñas y niños despidieron al féretro con globos blancos y entonando el himno del colegio, que es de su propia autoría.

Camino a Los Castaños recibió también el cariño de otra delegación de estudiantes, esta vez del Liceo San Conrado, mientras una larga fila de vehículos escoltaban su paso hasta el cementerio de Las Quemas. Vecinos salieron a la calle para decir adiós a este hombre bueno. 


Fotografía Luis Torres

SU GRAN VALOR HUMANO

Ya en el campo santo nuevamente su familia y colegas expresaron palabras en recuerdo de la gran persona que fue, el legado que dejó y las múltiples facetas que desarrolló en el ámbito de la cultura, el deporte, la docencia, haciendo énfasis en su calidad humana y en su carácter sereno, sencillo, que lo destacó como confidente y amigo de colegas, alumnos y vecinos.

Su nieto Matías, en representación de la familia, emocionó a la concurrencia al recordar las simples, pero profundas enseñanzas de su abuelo. También las autoridades entregaron palabras en su honor, tal es el caso del intendente Egon Montecinos, el alcalde Claudio Lavado y la directora regional del Consejo de la Cultura y Las Artes, Lorena Saldías, quien en nombre del Gobierno Regional y de la Cultura, recordó el aporte a la cultura y su rol clave en el desarrollo de la Ruta de Neruda.

Cabe señalar que este lunes fue declarado duelo regional por parte de la Intendencia de Los Ríos y que el municipio de Futrono extendió esta condición hasta el miércoles.

A la misa asistieron también el gobernador del Ranco, Sergio Gallardo; concejales; la alcaldesa de Paillaco, Ramona Reyes; la ex alcaldesa Sarita Jaramillo; colegas; amigos, entre ellos el actor nacional José Secall.

Pero también había muchos ex alumnos que en silencio recordaron anécdotas y que se sumaron en redes sociales para valor la huella de este maestro que enseñó con el ejemplo y que supo usar las palabras justas, no sólo para su labor literaria, sino para formar varias generaciones de futroninos que no olvidarán su legado. 

Informe de Osvaldo Javier Soto y Eva Rocha
Fotografías, Mario Guarda
Todos ex alumnos

OTRAS NOTICIAS